sábado, 27 de abril de 2013

Café y noche 20 – Amistad, justicia y poesía -

Hola. ¿Cómo estás? Yo bien. He estado pensando en ti y he llegado a muchas conclusiones. Quizás son demasi adas. No sé. Estoy en el punto exacto en el que el vaso se encuentra a la mitad, es decir…, ni medio lleno ni medio vacío. Me siento como si te viese y no pudiese llegar a ti. Ya sabes, ese punto intermedio del que te hablo.

 Sí, sé que tengo una cabeza loca, que debería estar pensando en mis ocupaciones, que tú simplemente me ves como…como un amigo. Todo eso me es de sobra conocido, pero a veces no me conformo con ese poco y me atrevo a más. ¿Qué puedo perder por intentarlo? Siempre me dijeron que en la vida hay que apostar la carta más alta. Siempre me insistieron en aquello de que, si piensas que nada es imposible, uno ha de tratar de conseguirlo. Siempre me advirtieron que soñar es un arma de doble filo en muchos momentos.

 Sí, que sí…que tengo una cabeza un tanto…¿loca? Tal vez lo que me suceda es que contigo me siento como un niño que se aferra a sus ilusiones por encima de la propia realidad. ¡Joder, si es que me rejuveneces pese a que no tenga más de 24 años y una cabeza llena de pájaros! Me había convertido en un viejo, pero contigo todo es diferente y pero luego llego a la conclusión en la que todo está perdido y en la cual tú no formas parte de una vida por llegar. No porque no quiera yo, sino tú. Y no te culpo por esto último. El amor es un cobarde que no entiende de gestos y palabras. Viene, nos llena; se aleja, nos consume. El amor – o como quieras llamarle – es una ráfaga de viento huracanado que luego deja el llano raso, que se lo lleva todo y nos deja como vacíos, al igual que ese vaso que te decía al principio, casi sin una gota que nos sacie la sed. Así que, dime, ¿qué puedo perder?

 En esta vida se presentan muy pocas oportunidades y no muchas personas con las que creamos que algo, al menos una pequeña parte de nosotros, puede ir bien. Pero bueno, ya lo sabes, siempre nos quedará esa frase que refleja que nunca llegaremos a compartir una vida: “Podemos ser amigos”.

  Ir a descargar

0 comentarios :

Publicar un comentario