domingo, 28 de abril de 2013

Café y noche 31 - Hasta siempre, Manuel Falces -

Recuerdo el día 19 de noviembre del 2005 como si fuera ayer. Mi padre me puso en contacto unos días antes co n Manuel Falces, un fotógrafo que yo conocía sólo por algunas menciones que se habían hecho de él en mi entorno familiar. “Papá, a mí me da cosa ir solo. Acompáñame a hacerle la entrevista”, le dije.

 Nos reunimos en Amargo Café y hablamos sobre muchos e interesantes temas de su vida, con el objetivo de obtener una gran cantidad de información para elaborar una entrevista que me había pedido un profesor de primero de carrera. Previamente, me informé sobre Falces y me hice de un gran número de papeles en los que había algunos apuntes sobre la vida laboral de este gran crítico de fotografía de El País.

 Falces iba con una muleta, porque en aquellos días había tenido una caída en la bañera, y su aspecto era de bohemio. Un poco más adelante, tras conversar largo rato con él, supe que realmente lo era. Su percepción de la realidad, el sentido crítico hacia ella y la originalidad de sus palabras, eran aspectos admirables; su saber estar, su peculiar sentido del humor, la forma con la que se abrió a un joven – de no más de 20 años -, son imágenes en mi cabeza que, por más que pasen los años, no se irán nunca de ella.

  Ir a descargar

0 comentarios :

Publicar un comentario